El Chantaje Y La Animadora 1 por Seth Daniels

El Chantaje Y La Animadora 1 por Seth Daniels

Titulo del libro: El Chantaje Y La Animadora 1

Autor: Seth Daniels

Número de páginas: 13 páginas

Fecha de lanzamiento: January 14, 2013

Editor: Black Serpent Erotica

Descargue o lea el libro de El Chantaje Y La Animadora 1 de Seth Daniels en formato PDF y EPUB. Aquí puedes descargar cualquier libro en formato PDF o Epub gratis. Use el botón disponible en esta página para descargar o leer libros en línea.

Seth Daniels con El Chantaje Y La Animadora 1

Mary Dawkins es la animadora líder en una escuela católica privada y hará lo que sea necesario para proteger la beca que ha obtenido para la universidad. Toma la decisión de intercambiar sexo por una A pero obtiene mucho más que eso cuando otro maestro descubre lo que sucede.
Este es un corto relato erótico de aproximadamente 3,400 palabras. Contiene lenguaje explícito y su temática es sexual. Está dirigido únicamente a adultos que estén interesados en este tipo de material para su visualización en jurisdicciones en las cuales su venta y disfrute no violen ninguna ley local.
Extracto:
Toma bastante practica para usar uno de esos sin ocasionar daño permanente. Me volví bastante bueno al tomar una clase sobre cómo controlar los látigos apropiadamente. Golpee el arreador en una teta de Brooke y ella gritó su palabra de seguridad. Aparentemente le di justo en el pezón y eso fue demasiado para ella.
Tome a Mary del cabello y la lancé al piso. Mi esposa tuvo que mantenerse suspendida mientras me cogía a Mary como castigo por usar una palabra de seguridad. Voltee a la joven animadora empujando su cara y sus tetas contra el piso de concreto. Me lubriqué el miembro y lo metí de un solo golpe dentro de su ano. Ella comenzó a llorar nuevamente pero eso sólo hizo que me encendiera más. Saqué todos los veinte centímetros de mi pájaro únicamente para volverlo a meter de golpe. Comenzaba a aflojarla y cuando salí completamente su ano se quedó abierto. Me estaba preparando para venirme así que salí de su joven y apretado ano y puse mi polla en la boca de mi esposa. Ella succionó cada mínima gota de mí y pareció desilusionada cuando se acabó.